Un mequetrefe denunció a Damián Szifron

El destacado guionista y director de cine y televisión, creador de Los Simuladores (2002), El fondo del mar (2003) y Tiempo de Valientes (2005) entre otros, fue denunciado ante la justicia penal por presunta “incitación a la violencia”.

La presentación, que recayó en el juzgado federal del Dr. Rodolfo Canicoba Corral, fue realizada por un dirigente del PRO, otrora presidente de la juventud de la UCEDE y a quien no voy a nombrar porque es evidente su intención de “darse dique” a costa de la popularidad del cineasta.

Damián Szifrón acaba de presentar su última película Relatos salvajes. “Todos podemos perder el control” es el subtítulo del film y justamente parece ser lo que le pasó al político al escucharlo hablar el domingo 10 de agosto en el programa televisivo de Mirtha Legrand.

En el contexto de estar conversando con los demás invitados sobre la inseguridad en el país, dijo Szifron:

“La inseguridad es fruto de la desigualdad (…) la desigualdad trae aparejada directamente la violencia… yo si hubiera nacido muy pobre, en condiciones infrahumanas y no tuviera las necesidades básicas cubiertas creo que sería delincuente más que albañil (…) te pido disculpas por el comentario pero para mí eso tiene una violencia enorme (…) la instancia previa al hecho de violencia es violenta en sí”

Para el denunciante no habría dudas de que se estaría cometiendo el delito previsto en el Art. 212 del Código Penal: Será reprimido con prisión de tres a seis años el que públicamente incitare a la violencia colectiva contra grupos de personas o instituciones, por la sola incitación.

Llama la atención que, considerando la sensibilidad social que parece mostrar el político, no haya reparado en otras situaciones:

  • Periodista hincha de Gimnasia (A. Raimundi) “Perdón a los hinchas de River… para mi Teófilo Gutiérrez es un negro de mierda que tiene un orto bárbaro”.
  • Periodista/showman Lanata cuestionando la ley de Identidad de Géneroy expresando sobre Florencia de la V: “un trava con documento de mina” y “no es madre, en todo caso padre”
  • Ex ministro de Economía Cavallo diciendo que el megacanje era “urgente y necesario” y yendo a disertar a la UCA sobre “moneda sana” que sería algo así como si él nos diera consejos para evitar la calvicie.

Estos ejemplos son algunas de las barbaridades escuchadas en los últimos días pero, para el hipotético caso de que el servidor público esté realmente preocupado por el bien común, hay muchos temas que seguramente ameritarían futuras denuncias de su parte.

  • Situación de los apaleados trabajadores y pacientes del Hospital Borda.
  • Funcionamiento de la policía metropolitana.
  • Trabajo esclavo.
  • Funcionamiento de Prostíbulos encubiertos.
  • Alquiler de salas del Teatro San Martín para fiestas de cumpleaños.
  • Falta de vacantes y reemplazo de aulas en los colegios por vergonzantes containers en los que los niños se fríen como cornalitos en verano o se congelan como bacalaos noruegos en invierno…

La lista es infinita.

Todo es esperable en tiempos en que los militantes son reemplazados por promotoras que reparten globos y las cacerolas ocupan el lugar de los enunciados. En donde un político canta a lo Freddie Mercury en un flagrante desacato al buen gusto. En donde señoritas encopetadas y primorosas de colágeno exhiben sus tarjetas corporativas en restoranes de Puerto Madero y se arrancan las extensiones criticando a “la yegua”.

Ocupar los despachos judiciales con este tipo de denuncias evidencia un oportunismo barato. Por otro lado, no recuerdo directores de cine recortando los haberes jubilatorios, malvendiendo las empresas públicas, cerrando ramales ferroviarios, confiscando los depósitos bancarios, lucrando con el hambre de la gente, aumentando la desnutrición infantil y la pobreza, generando exclusión.

Si lo que se busca es terminar con la inseguridad y la violencia, sería más sano que el denunciante busque el delito entre sus políticos amigos y revise la plataforma de su propio partido.


(16/10/2014) Actualización: Hace unos días nos hemos enterado del fallecimiento del denunciante el 29 de agosto y de la decisión del juez de archivar la denuncia ante la falta de ratificación de la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *